Leasing o Renting Inmobiliario

El leasing inmobiliario es un tipo de crédito muy específico, que permite a una entidad bien sea empresa, comerciante o profesional liberal, alquilar un local comercial que puede adquirir al finalizar el arrendamiento. Se trata de un método de financiación diseñado para facilitar la adquisición de inmuebles por parte de una empresa, a veces sin una aportación inicial.

Un contrato de renting de bienes inmuebles es un contrato de alquiler a plazo fijo para bienes inmuebles, acompañado de una promesa de venta que permite a la empresa de alquiler adquirir la propiedad al final del contrato. Cuando un establecimiento financiero o especializado alquila un inmueble a una empresa para uso profesional, se denomina renting inmobiliario.

¿Cómo funciona el Leasing inmobiliario?

En este caso, el arrendador otorga el derecho de uso de un activo, por un período de tiempo específico, a un arrendatario que pagará periódicamente una cantidad fija para beneficiarse del derecho de uso. El usuario no es el propietario legal del bien que se le pone a su disposición, pero los bienes arrendados se registran como activo fijo en las cuentas de la empresa.

En el balance aparece como una deuda cuyo valor es equivalente a la cantidad del alquiler y al precio de ejercicio de la opción de compra de que dispone la empresa. Al vencimiento del contrato de leasing, el inquilino puede convertirse en propietario de la totalidad o parte de la propiedad arrendada.

La duración del contrato de leasing de bienes depende del período de depreciación del activo arrendado, pero generalmente se distribuye en un período de 10 a 20 años.

¿Cuál es el principio de Renting inmobiliario?

Según Vicent, responsable de Venderelpiso.com, nos comenta que Entendemos como renting de bienes muebles cualquier contrato relacionado con bienes de capital, equipos y herramientas. La mayoría de los contratos de renting de muebles tienen una duración de 2 a 5 años.

Es muy posible pagar un depósito de seguridad, en otras palabras, una suma inicial que reducirá la cantidad de los alquileres. Como ocurre con los bienes muebles, el principio de renting de bienes muebles permite al arrendatario adquirir el inmueble al finalizar el contrato, a un precio reducido, ya que tiene en cuenta el período de uso.

En ambos casos ¿Cuáles son los términos y condiciones?

Mediante estos contratos, el propietario transfiere el derecho de uso de la propiedad contra el pago del alquiler por un período específico, después del cual el inquilino tendrá 3 opciones, como ejercer la opción de compra adquiriendo la propiedad a un precio que tenga en cuenta los pagos ya realizados.

Opción 1: Devolver la propiedad al arrendador o extender el período de alquiler.

Al firmar un contrato de arrendamiento, cada una de las dos partes, el arrendador y el inquilino, deben cumplir con ciertas obligaciones como vender la mercancía o inmueble en buenas condiciones y recibir los pagos. En cambio, el inquilino, debe realizar pagos y elegir si desea adquirir o no la propiedad del activo cuando expire el contrato, en el tiempo estipulado.