Categorías
renting

Renting o Leasing Eléctrico

La maquinaria eléctrica atrae cada vez a más empresarios, menos contaminantes que sus primos térmicos, forman parte del movimiento de transición ecológica. Sin embargo, la retrospectiva todavía es demasiado corta sobre estas máquinas eléctricas en particular.

Lo que dificulta evaluar su uso o no, es el poco acceso que se tiene, además, su alto costo de compra está frenando a muchas partes interesadas. No obstante, es posible optar por el leasing o renting eléctrico, para beneficiarse de las ventajas de estas maquinarias equipados con las últimas tecnologías y descubrir sus múltiples ventajas.

¿Por qué elegir el leasing o renting para adquirir equipos eléctricos?

El leasing y el renting son un tipo de crédito al consumo, que le permiten alquilar un equipo durante un período prolongado contra el pago del alquiler. El renting es un alquiler a largo plazo, fórmula que predefine al firmar el contrato la duración del alquiler, de uno a seis años autorizados por el alquiler.

Los costos de mantenimiento y seguro generalmente están incluidos en el monto del renting, junto con otras garantías y opciones. El leasing en su gran mayoría es un arrendamiento con opción de compra, que opera globalmente de acuerdo con los mismos principios que el renting, con la diferencia de que, al finalizar el contrato, el arrendatario puede decidir devolver el equipo o convertirse en propietario comprándolo de nuevo.

La adquisición de un equipo eléctrico es muy cara, sin embargo, atrae cada vez a más empresarios y Pymes por su carácter poco contaminante y ante la subida constante de los precios de los combustibles.

Sin embargo, todavía son pocas las personas que pueden permitirse invertir en la compra de dichos equipos, por tanto, recurrir al leasing o renting para la adquisición de un equipo eléctrico puede ser una buena solución para beneficiarse de las ventajas de este tipo de maquinaria.

De hecho, el arrendatario tiene gran libertad para elegir la marca de la maquinaria, modelo, equipamiento, opciones y garantías. Cabe destacar que los costos relacionados del renting y el leasing de un equipo también varían según las condiciones del contrato y empresa.

El mantenimiento es menos costoso en un equipo eléctrico, ya que solo es necesario cambiar los consumibles. Se estima que estos costos se reducen en cuatro en comparación con un equipo térmico.

Aún falta una mirada retrospectiva para valorar las ventajas y desventajas reales de los equipos eléctricos, pero contribuyen a la transición ecológica emprendida por muchos Gobiernos a escala global. Cabe destacar que este tipo de maquinaria reinventa la reparación y mantenimiento del equipo.

De hecho, el motor, la batería y sus derivados ya no pueden mantenerse como los equipos de combustión tradicionales. Las reparaciones electrónicas no pueden ser realizadas por personas que tengan un poco de conocimiento en esta área, solo se pueden realizar por profesionales que tengan el conocimiento necesario, en este contexto, optar por el leasing o el renting de equipos eléctricos es una ventaja que permite cubrir financieramente estos importantes gastos de mantenimiento.