Categorías
renting

¿Qué es el renting tecnológico?

El Renting tecnológico, definición.

El renting tecnológico es un método de inversión particularmente adecuado para quienes quieren contar con equipos altamente efectivos, olvidando cosas como los antiguos servidores de datos. Esta modalidad de inversión ofrece ventajas económicas, ventajas tecnológicas y una mejor gestión de las fortalezas de la empresa.

En la era de la digitalización, el renting tecnológico se está convirtiendo en la solución de referencia para la financiación de equipos en las empresas. En una sociedad cada vez más orientada hacia la economía de uso, el leasing y el renting, son de hecho una solución especialmente adecuada para apoyar a las empresas en su transformación digital.

¿Cuáles son las ventajas del renting tecnológico?

En primer lugar, el renting de equipos tecnológicos permite dejar intacta la capacidad de inversión de la empresa, en particular evitando invertirla en activos tecnológicos cuyo valor cae muy rápidamente. Según los estudios realizados por varios expertos, estiman que la vida útil de una PC en una empresa es de 3 años.

Después de este período, los costos de mantenimiento del equipo superarían el precio de compra de una computadora nueva. Entre el tercer y el cuarto año, estos mismos costos aumentarían en un 59%.

Al optar por un renting tecnológico, los fondos de la empresa quedan disponibles para financiar actividades más rentables. Por otro lado, el renting de equipos informáticos le permite suavizar sus gastos durante el año, reducir los costos de gestión administrativa, evitar adelantar el IVA y para poder disponer también de equipos de empresa ultra eficientes sin una aportación inicial.

¿Por qué es importante mantener un equipo de última generación?

A nivel puramente tecnológico, el renting tecnológico también ofrece la posibilidad de tener acceso permanente a equipos informáticos de última generación. Los contratos de arrendamiento flexibles permiten reemplazar su equipo informático una vez que se vuelve obsoleto.

Cuanta más tecnología tenga el equipo, más razones hay para rentarlo, el renting tecnológico es una excelente manera de evitar la aceleración de la obsolescencia. El contrato de arrendamiento de equipos es también una excelente manera de adaptarse a las necesidades reales del negocio.

Por ejemplo, una empresa puede necesitar hoy un hardware de Apple porque enfoca sus necesidades en marketing, y mañana, concentra sus necesidades en una máquina de gestión. Por lo que el hardware de Apple ya no es la prioridad de la compañía.

¿Por qué homogenizar el software y el hardware en el renting tecnológico?

Además, de optar por el renting de equipos informáticos en una empresa también es la garantía de una flota homogénea. Una ventaja a tener en cuenta porque la heterogeneidad del conjunto de equipos informáticos, tanto hardware como software, conlleva una mayor complejidad de gestión.

Así como también problemas de comunicación e indirectamente malas prácticas de los usuarios. Todas estas son situaciones que complican la digitalización de las empresas y terminan pesando sobre su rentabilidad.

Estudios realizados dejaron evidenciados que las empresas experimentarán alrededor de 8 problemas informáticos imprevistos por semana. Problemas técnicos recurrentes que involucran a una media de 5 personas del equipo técnico durante más de 3 horas.

Al ofrecer una flota homogénea y actualizada periódicamente, el renting tecnológico permite eliminar estas incidencias internas que, en última instancia, resultan costosas.